Damas de honor, ¿Sí o no?

Bueno aquí el eterno debate sobre las damas de honor tan de moda ahora… ¿si o no?

Pueden ser vuestras mejores amigas, familiares más allegados, compañeras de trabajo… ellas suelen ser las escogidas para ser las damas de honor.

Suelen ser chicas entre unos 18 y 35 años y un número de más de dos y menos de 15, pero esto varía en cuanto al número de invitados de la boda y de la elección de la novia.

¿CUÁL ES EL PAPEL QUE LLEVAN A CABO?

El papel principal que juegan las damas de honor es ayudar a la novia, parece un papel fácil pero no lo es.

Si has sido elegida dama de honor, tu misión principal es acompañar a la novia en todo el proceso de la boda, desde el inicio hasta el gran día. Serán pequeños detalles los que la novia te irá encomendando a lo largo de todo el proceso de planificación.

La novia te nombrará dama de honor desde el comienzo, en España aun no están muy introducidas aun, pero en América e Inglaterra (que es de donde provienen) la novia le suele pedir que le acompañen con una invitación y un detalle. Aquí van algunos de los más originales por si quieres tomar nota para sorprender a tus damas de honor.


¡Comienza la acción! Las damas de honor serán las consejeras de la novia, las que aguantarán los nervios, la emoción, las dudas… E incluso si la novia lo desea le acompañarán en la elección de su vestido. También la podrán ayudar a preparar detalles de los que se encargue la novia si no dispone de los servicios de una Wedding planner .

Una vez llegada la fecha, las damas de honor ayudarán a la novia a vestirse, una vez llegadas a la iglesia ellas iniciaran la entrada de la novia, se colocan delante de ella y se dirigen hacia el altar.

RITUALES SOBRE LAS DAMAS DE HONOR

Uno de las tradiciones que se llevan a cabo es que deben ir vestidas del mismo color o iguales, esto depende mucho de la elección de la novia, pues no todas tenemos el mismo cuerpo y a unas les sientan bien un tipo de vestidos y a otras otros. Pero lo que si se recomiendo es que sean del mismo color.

Os muestro algunos ejemplos:

Una alternativa, es elegir el color y la tela y que ellas mismas diseñen su vestido a su gusto, eso sí, respetando siempre el mismo largo y que vayan acorde con el estilo de la boda y el vestido propio de la novia.

Otro de los rituales es el ramo, pueden o no llevar ramo, lo típico es que lleven un ramo pequeñito o un bouquet que vaya acorde con el que lleva la novia.

¿Qué opináis? Damas de honor ¿Sí o no? ¿Vosotras tendréis? ¿Os gustaría ser dama de honor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog donde encontrarás lo último sobre el mundo de las bodas