Consejos para escoger el anillo de compromiso perfecto

¿Quieres pedir matrimonio a tu pareja? Antes tendrás que reflexionar sobre el tipo de anillo de compromiso que deslizarás en el dedo. Aquí, una guía para encontrar una joya que sea única para esa persona con quien compartirás la vida. Elegir un anillo para tu pareja es un ejercicio que resulta tan peligroso como emocionante.

Ten en cuenta, que la joya de compromiso que elijas y que vas a colocar en su dedo, será la que tu futura pareja lleve el resto de su vida. Tal vez ha estado soñando con ese anillo durante varios años.

Diamante, zafiro, rubí… no importa qué gema sea, ¡siempre que sea amor a primera vista!

OLVIDA LOS “TÓPICOS” Y BUSCA UN ANILLO DE COMPROMISO DE SU ESTILO

Antes de comenzar tu búsqueda, entiende que el anillo de compromiso ideal no existe. Perfumes, vestidos, joyas: todos estos aderezos tienen la característica común. Los hacen especiales, las personas que los llevan. Un perfume que sienta perfectamente a una persona, no tendrá el mismo efecto en otra. Lo mismo ocurre con los anillos… esto no simplifica tu misión…

Estás a punto de casarte con tu pareja, así que asumimos que la conoces bien. Esto te ayudará a hacer una lista de algunos puntos importantes, bastante fáciles de establecer: colores que usa más a menudo, estilo de ropa, estilo de vida…

Una pregunta importante que resolver es: ¿llevará su anillo todo el día o solo en ciertas ocasiones?

Cuidado con el exceso de originalidad. Se supone que un anillo de compromiso debe usarse, por definición, “toda la vida”.

Tu pareja puede haber soñado desde niñ@ con este anillo que estás a punto de ofrecerle. Por lo tanto, puede tener una idea muy precisa de lo que quiere y criterios muy personales. Así pues, te aconsejamos, que preguntes a tu futura pareja si desea ayudarte o no en la elección de este anillo.

¿QUÉ GEMA ESCOGER PARA UN ANILLO DE COMPROMISO?

Una vez en la joyería, te impresionará el número de piedras, colores, formas y estilos propuestos. Se recomienda encarecidamente, no buscar la piedra más grande posible, sino la más perfecta para tu pareja, dentro de un presupuesto razonable.
Si tienes una piedra heredada de la familia pero la montura no te convence, puedes encargar que un joyero la engarce en otro anillo o que la trabaje según tus deseos.

EL DIAMANTE, VALOR SEGURO PARA UN ANILLO DE COMPROMISO

Símbolo de pureza y eternidad, los diamantes son la piedra tradicional de los anillos de compromiso, montados a menudo en solitario. Antiguamente esta piedra era el garante de la armonía del hogar y estaba reservado a las familias de la nobleza.

Zafiros, rubíes, esmeraldas y otras piedras de colores aparecieron más tarde, alrededor del siglo XV, y hoy ofrecen una amplia variedad.

También es necesario tener en cuenta el color del diamante. Esto se evalúa según una escala de D a Z, donde D representa diamantes incoloros (los más buscados) y cuanto más avanzamos hacia la Z más se tiñe el diamante, con colores de “fantasía” o fancy en el vocabulario de los gemólogos.

LAS PIEDRAS DE COLORES: ESMERALDA, ZAFIRO, RUBÍ…

Un poco menos costosas que un diamante, hay otras piedras preciosas que son magníficas una vez montadas.

Aunque el rubí simboliza el amor y la pasión, también ha sido asociado con el poder.

La esmeralda es sinónimo de fertilidad y esperanza. Cuidado, es también la más frágil de las piedras, por lo que a menudo es octogonal o rectangular para limitar los choques.

El zafiro evoca fidelidad y riqueza. Actualmente es la piedra más comercializada del mundo de entre todas las joyas.

Otro tipo de piedras, no menos preciosas, podrían ser:

  • Aguamarina (supuestamente trae felicidad)
  • Turmalina verde (alternativa a la esmeralda, menos frágil y menos costosa)
  • Citrina (Con su amarillo tan brillante)
  • Amatista (que aporta serenidad y equilibrio a quien la lleva)

SOLITARIO O SOLITARIO ACOMPAÑADO

Si tienes alma de artista, puedes llevar un boceto a un joyero para que diseñe tu anillo personalizado.

Podemos clasificar la mayoría de los anillos en dos categorías:

  • Solitario: es un anillo engastado con una piedra en el centro. El modelo más clásico y habitual. Las variantes se encuentran en la elección del engaste, la forma de la montura y el color de la piedra.

  • Solitario acompañado: compuesto también de una piedra en el centro, pero acompañado de varias piedras pequeñas alrededor que realzan así la gema central.

ELECCIÓN DEL METAL DEL ANILLO DE COMPROMISO

Oro blanco. Es actualmente el metal que se elige con más frecuencia. De hecho, se puede combinar fácilmente con un gran número de bisutería moderna. Ten cuidado, tu prometid@ quizás prefiera llevar oro amarillo. Es momento de estar atento y poner atención a las joyas que lleva tu amad@.

Platino. Tiene la ventaja de ser inoxidable. Se deteriora menos que el oro, pero también es más caro. No olvides un punto fundamental, ¡que coincida el anillo de boda con el anillo de compromiso! Aunque tradicionalmente los dos anillos se llevaban cada uno en una mano, hoy en día se llevan muy a menudo en el mismo dedo anular, en la mano izquierda.

CALIDAD Y PRECIOS

Es esencial ser muy vigilante a la hora de comprar un anillo. Verifica que está inscrito en una federación o asociación que controle la profesión, como Asociación de Joyeros Orfebres y Relojeros. Pide un certificado de autenticidad de la piedra. Asegúrate de que el presupuesto incluye un servicio posventa serio y completo. Si tienes dudas o miedo a equivocarte, pero aun así te gustaría elegir por ti mismo el anillo de tu amad@, puedes ponerte en contacto con un asesor en joyería. Estos orientadores, acompañan a los novios en su proyecto de anillo y les ayudan en su investigación de mercado, ofreciéndoles una selección personalizada.

Suerte y espero os ayude!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog donde encontrarás lo último sobre el mundo de las bodas