Cómo elegir la tarta de mi boda

TAGS:

Planear una boda requiere de miles preparativos y detalles por los que debes velar. El lugar de la boda, la fiesta, el vestido, la comida, los invitados, la música, las bebidas; ¡todo es sumamente importante! Pero en el top de los asuntos más relevantes, también se encuentra lo más delicioso y esperado por muchos: el pastel.

Escoger tu pastel de bodas es casi tan maratónico y decisivo como escoger tu propio vestido de novia, y si quieres deslumbrar a tus comensales con su diseño y su sabor, debes prestar mucha atención.

¿Sabes qué pasos debes seguir para escoger el pastel perfecto? Descúbrelo a continuación:

1. COMIENZA TEMPRANO: el venue de tu boda es un asunto crítico al momento de escoger un pastel, ya que en base a la estética y las condiciones del lugar puedes determinar detalles como su diseño o los materiales a usar para su preparación. Por ejemplo, si tu boda es al aire libre y en pleno verano, no querrás que la cobertura de tu pastel se derrita frente a todos.

2. ENCUENTRA A TU MAESTRO PASTELERO: para dar con el responsable de crear tu pastel, lo mejor es tomar recomendaciones de personas o medios confiables que hayan tenido una buena experiencia. Asistir a las ferias de bodas también es una buena opción.

3. INVESTIGACIÓN ONLINE: estamos en la era de las redes sociales, así el pastel de tus sueños podría estar a un clic de distancia. Sigue las cuentas de pastelerías o reposteros de renombre que muestren sus obras maestras en sus perfiles. Esta es una buena manera de expandir tus horizontes pasteleros, inspirarte y conocer las críticas de los expertos.

4. ESCOGE TU ESTILO: la pastelería que escojas tiene la ardua labor de recrear un pastel que siga tus deseos y tu visión, siempre cuidando que su sabor y su diseño sean impecables. Para estar feliz con el resultado final debes decidir un estilo que te llene. No importa si lo tuyo son los pasteles geométricos, románticos, rústicos, glamorosos, o repletos de patrones. Da con tu preferido y ve por el profesional que mejor lo sepa representar.

5. HABLEMOS DE DINERO: primero lo primero, para escoger tu pastel también debes tomar en cuenta aspectos como tu presupuesto y el número de invitados que asistirán tu fiesta. El precio del pastel depende de su tamaño, y este a su vez de las porciones que planeas servir. Luego de establecer este punto de partida, el diseñador de tu pastel sabrá cómo y con cuánto trabajar para complacerte.

6. AVENTÚRATE CON LOS SABORES: si bien el look de tu pastel es primordial, no debes dejar de lado el tema de su sabor, ya que después de todo, la gran mayoría querrá darle una probadita. Establece citas con tu pastelero y prueba sus mejores creaciones, que no se te pase ninguna, y luego de examinar cada una con tu paladar y en compañía de alguien especial, decídete: ¿Quieres vainilla? ¿O eres una amante empedernida del chocolate? ¿Qué tal un red velvet? ¡Aquí se vale todo!

7. NO COMETAS ESTOS ERRORES: de nuevo, ¡no pierdas el tiempo! El pastel es una de las primeras cosas que debes definir dentro de tu agenda nupcial, ya que si quieres una pastelería confiable, lo más seguro es que esta tenga un calendario apretado. Además, si tu pastel tendrá un diseño osado o ingredientes especiales, más te vale usar el tiempo a tu favor para que todo quede perfecto.

Por otro lado, recuerda: tu boda, tu pastel. Muchos querrán ayudarte en el proceso de elección de muchas cosas, y aunque siempre se agradece algo de ayuda extra, no permitas que muchas ideas terminen por arruinar tu visión de una boda perfecta. Mantén a tu squad matrimonial al mínimo, con dos o tres personas de extrema confianza que te aligeren el trabajo y que no le teman a una buena probada de pastel.

Que rico!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El blog donde encontrarás lo último sobre el mundo de las bodas